Slide Fundación MSM logo blanco menu search menu search
Los voluntarios del manantial de Solán de Cabras realizan una actividad medioambiental de ocio con jóvenes y familias de Cuenca

Un amplio grupo de voluntarios de Mahou San Miguel, profesionales de su manantial de Beteta (Cuenca) en el que se envasa el agua mineral natural Solán de Cabras, han participado en la primera actividad presencial organizada por la Fundación Mahou San Miguel desde el inicio de la pandemia. La iniciativa ha consistido en una jornada de ocio y tiempo libre junto con menores y familias con escasos recursos de la región, para disfrutar de la naturaleza, así como de las tradiciones propias del entorno en el Embalse del Molino de Chincha del municipio de Cañizares en la provincia de Cuenca.

La jornada, bajo el lema “Todos a una”, ha sido puesta en marcha por el grupo de impulsores voluntarios del Manantial, y se ha dirigido a un total de 50 beneficiaros, en su mayoría jóvenes menores procedentes de Aldeas Infantiles SOS Cuenca y familias cercanas a la entidad social Caridad Cristo del Amparo, con las que la organización colabora desde hace tiempo.

Entre las distintas actividades, se han llevado a cabo: paseos en piragua, rutas por senderos para la recogida de residuos, talleres de apicultura, jotas y vocabulario tradicional con el objetivo de contribuir al mantenimiento de folclore y costumbres de la zona. Para ello, se ha contado con la colaboración del  Grupo Folklórico Serran@s de Cañizares y especialistas locales.

Los impulsores de voluntariado de Fundación Mahou San Miguel han querido proporcionar así una alternativa de ocio diferente para todos los participantes. Es precisamente el compromiso e ilusión de estos impulsores, poniendo todo su talento, tiempo y esfuerzo al servicio de la comunidad, lo que ha motivado esta jornada en plena naturaleza y con actividades de impacto real, que favorece la creación de una cultura de voluntariado animando a otros compañeros y familiares a unirse y participar.

Al evento acudieron representantes institucionales, entre ellos, los alcaldes de Cañizares, Julio Cesar Bodoque, y de Beteta, Julián Esteban Pulla, el teniente alcalde José Antonio Arnao y el delegado provincial de Desarrollo Sostenible en Cuenca, Rodrigo Molina Castillejo. Por parte de Mahou San Miguel asistieron: Raúl Alonso, director de Manantiales de Beteta; Ángel Chicharro, director de Manantiales de la Compañía, y Virginia Luca de Tena, directora de la Fundación Mahou San Miguel.

Esta actividad se enmarca dentro del compromiso social de la Fundación Mahou San Miguel, que colabora con entidades sociales de diferentes ámbitos, para mejorar la calidad de vida de colectivos vulnerables o en riesgo de exclusión social. Las iniciativas se impulsan junto con los propios profesionales de todos los centros de Mahou San Miguel, que se implican activamente en la organización de las distintas actividades y deciden a qué entidades se destinan los beneficios recaudados, siempre para atender las necesidades sociales de los entornos más cercanos.

COMPARTIR