Los profesionales del manantial de Beteta han participado en una jornada de ocio y tiempo libre junto con menores y familias con escasos recursos de la región, para disfrutar de la naturaleza, así como de las tradiciones propias del entorno.

COMPARTIR